¿Que es el impuesto de sociedades?

El impuesto de sociedades es un tributo que grava los beneficios que obtienen las empresas y demás entidades con personalidad jurídica que tienen su residencia en territorio español.

Características del impuesto de sociedades

El impuesto de Sociedades tiene carácter directo, personal, proporcional y periódico, es decir:

Es directo porque grava la obtención de una renta por parte de la sociedad, reflejando así directamente la capacidad económica de esta sociedad mercantil.

Es personal porque el impuesto hace referencia a una persona determinada, en este caso, una persona jurídica.

Es proporcional ya que su tipo impositivo es siempre el mismo (el 25% para el tipo de gravamen general, aunque existen tipos más reducidos para determinadas entidades, como aquellas de nueva creación, cooperativas, entidades sin ánimo de lucro o sociedades y fondos de inversión).

Es periódico porque es un impuesto que hay que pagar periódicamente, siendo el periodo impositivo cada ejercicio económico de la empresa (período de 12 meses que, por defecto, finaliza el 31 de diciembre de cada año).

La base imponible sobre la que se aplica el impuesto de sociedades corresponde, a grandes rasgos, con el beneficio contable de la empresa en el ejercicio (ingresos menos gastos), al que se le minoran las bases imponibles negativas de ejercicios anteriores, si las hubiera.

Exenciones en el impuesto de sociedades

Del pago de este impuesto quedan excluidos los entes que conforman el sector público. Otras entidades, como instituciones sin ánimo de lucro, oenegés, colegios profesionales, asociaciones empresariales, sindicatos o partidos políticos, están parcialmente exentas del pago del impuesto de sociedades, aunque tienen la obligación de declarar la totalidad de sus rentas, salvo que cumplan determinados requisitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.